Centro de Naturopatía

Diabetes

Ria Vervliet, RCST


En España hay dos millones y medio de diabéticos; pero se prevé que en los próximos 20 años este número se duplique. 'La verdad es que en esta enfermedad estamos, por desgracia, por encima de la media europea junto a Alemania. La mayor prevalencia de diabetes en nuestro país se debe, fundamentalmente, a los factores ambientales: envejecimiento de la población, sedentarismo y obesidad', explica el doctor José Antonio Vázquez, catedrático de Endocrinología de la Facultad de Medicina del Pais Vasco. Estas tres causas hacen que, anualmente, se diagnostiquen 1.100 casos nuevos en España.


La diabetes consiste en que el páncreas no es capaz de fabricar la cantidad de insulina que necesitamos para que las células se alimenten de glucosa. Al faltar insulina, el azúcar se almacena en la sangre, lo que es perjudicial para la salud. Existen dos tipos de diabetes. La tipo 1, que es la menos frecuente pero la más grave, y suele presentarse en la niñez o en la adolescencia; y la tipo2 (el 80% de los casos) que es aquella que más ha aumentado en el mundo pero que se puede prevenir porque, en gran medida, depende de nuestros hábitos de vida.


TRUCOS PARA PREVENIRLA


Las verdaderas razones que llevan a una persona a ser diabética aun no están muy ciaras, pero se sabe que hay dos causas principales: la genética (que hace, por ejemplo, que la población afroamericana y la latina tengan más tendencia a padecerla que la caucásica) y, sobre todo, tres factores ambientales: la obesidad, el sedentarismo y el envejecimiento de la sociedad. Los factores de riesgo a la hora de padecer esta enfermedad son: edad mayor de 45 años, índice de masa muscular por encima de 25, cintura superior a 102 cm en varones y 88 en mujeres, sedentarismo, hipertensión arterial, glucemia elevada y antecedentes de diabetes en la familia. Solo por ser obeso, las probabilidades de desarrollar diabetes se multiplican por 8. Por eso, en estos casos, es aún más importante prevenirla con los siguientes gestos:



TOMARSELO EN SERIO


La diabetes tipo 1 es una enfermedad terrible en cuanto a sus consecuencias más graves (afectación de los ojos, del riñón, del corazón, del cerebro...), pero aunque no tenga cura se puede prevenir: en las personas con predisposición genética, si no hay sedentarismo ni obesidad surgiría en menos de la mitad de los casos en que debiera aparecer. En el siglo XXI, la mayoría de los pacientes que sufren complicaciones graves son aquellos que no se cuidan lo suficiente, se olvidan de medir sus niveles habitualmente, engordan o practican poco ejercicio.


'Uno de los temas más preocupantes para los endocrinos es que, cada día. la diabetes tipo 2 se presenta en más niños y jóvenes, consecuencia de no seguir un régimen de vida adecuado', afirma Vázquez. Eliminar la bollería industrial absolutamente de la dieta es un gran paso para todos los diabéticos pero, sin duda, el definitivo es realizar ejercicio habitualmente.


Diabetes y Gripe A


En breve se abrirá el plazo de vacunación contra la gripe A (en cuanto termine el de la vacuna de la gripe estacional), y los diabéticos, tanto de tipo 1 como de tipo 2, están entre los colectivos de riesgo que deben ponerse la vacuna, según el Ministerio de Sanidad. Para hacerlo, basta con informarse con su médico de cabecera. No se ha demostrado que la gripe A sea un factor desencadenante de la diabetes, como se afirmo hace algunos meses. Además, la cifra de muertes causadas por esta pandemia en España es muy baja: 0,02%.